[rev_slider HomeSlider]

Santísimo Cristo de la Salud

Historia de la Hermandad de Monte-Sión

El nos dirige, cada vez que le contemplamos y pensemos que no dio su vida en balde por todos nosotros, que supo afrontar en Getsemaní todo lo que se le venía encima y en la Cruz con su muerte nos redimió a todos nosotros, tanto a los que saben soportar y llevar su Cruz cada día y tener palabras de aliento y consuelo para sus hermanos como para los que sólo saben mirar por ellos mismos, ignorando muchas virtudes que nos son muy necesarias llevar a la práctica diariamente para con los demás como son la compresión, la caridad y el respeto.

csalud
INTRODUCCIÓN

Una de las primitivas devociones fue la del santísimo Cristo de la Salud o de

Los Corales, que hoy se conserva en su altar del Monasterio de Santa Paula, de la Orden Jerónima, y presidió nuestras estaciones penitenciales de la Semana Santa hasta bien entrado el siglo XVII. Pero la devoción al Santo Cristo de la Salud nunca fue olvidada y hasta en la Regla de 1792 por la que nuestra Archicofradía  pasaba a depender de la Autoridad Real se hace costar la titulación conjunta del Crucificado, aunque ya la primitiva imagen había sido sustituida por otra, donación de una hermana que residía en el Nuevo Mundo, y que fue colocado en el altar construido en la Capilla.  Y ya por los desastres de la Guerra Civil de 1936 y el destrozo en nuestra Capilla perdiéndose y gracias a Ruiz Muñoz Mayordomo de la hermandad de su propio pecunio realizó el actual en 1954 del genial imaginero Luís Ortega Brú que fue donado a la Hermandad.

Cristo de los Corales. Convento de Santa Paula

csalud

2.- ORIGEN  HISTÓRICO

Actualmente otra nueva línea ha venido a entroncar los principios de la Hermandad según manifestó el historiador y hermano Mayor D. Hilario Arenas por legajos que él encontró. Así dice, que su origen es el de un grupo de disciplinantes que, reunidos en torno a un Crucificado, practicaban su penitencia y disciplinas según el uso del siglo XIV. Debieron establecer a finales del siglo XV en el Monasterio de Santa Paula , donde se encuentra depositado el Crucificado y firmarían Carta de Hermandad con las monjas jerónimas, como se re cuerda en los Cabildos de 3 y 7 de Abril de 1591 que dice En Monte-Sión, Domingo de Ramos siete días del mes de abril de mil quinientos y noventa y un años, estando juntos como lo han de costumbre los alcaldes y hermanos de la cofradía de Nuestra Señora del Rosario, se acordó y trató las cosas siguientes: Este día se trajo de las señoras monjas de Santa Paula, nuestras hermanas, una alcancía en que se hallaron setenta reales y más veinte y dos libras de cera nueva en candelas y más unas potencias de plata con piedras engastadas en ellas para el Cristo Crucificado que es nuestro y está en el dicho convento de las señoras monjas.”

En 1580 el provisor del arzobispado en este año aprueba nuevas Reglas bajo el titulo del Cristo de la Salud y Nuestra Señora del Rosario, con carácter de Hermandad de Luz.

Según D. Alberto Ramírez “En 1574 se produjo el traslado de la Hermandad al Convento de Monte-Sión, una vez en Monte-Sión, es otra imagen de crucificado a la que rinden culto y la que hace Estación de Penitencia, donación de Catalina de (en blanco) hermana de esta santa cofradía, que es la que dio el Cristo Crucificado que tiene esta santa cofradía, que está en la Nueva España”. Esta nueva imagen se atribuye al quehacer del sevillano Gaspar del Águila, según escritura publicada por Celestino López Martínez fechada el 29 de julio de 1568. En ésta el contratante es el Convento de Monte-Sión, y en su nombre el superior fray Pedro de Carrizoça, que tendrá dos baras y ochavas de estatura y se realizaría de pino de segura y la cruz de borne, siendo el precio de su ejecución treinta ducados. Un año antes este escultor contrató otro crucificado para el convento de los agustinos de Écija, hoy venerado como Cristo de la Sangre en la Parroquia de Santa Cruz de la misma localidad. Parece extraño, atendiendo a la publicación de Celestino López, que siendo la Imagen donada por una hermana aparezca el propio monasterio de monjes dominicos como contratantes de la obra, cuando ésta era para la Hermandad y no para el Monasterio. Además, el material con el que estaba realizado era de pasta de madera y tenía rasgos indianos, cuestiones estas que desmontarían la versión de Celestino López. Hilario Arenas, aclara que todo se trata de una confusión de C. López Martínez con el crucificado que Gaspar del Águila tallara para el Convento. Sea como fuere, la nueva Imagen presidiría el altar mayor de la Capilla hasta 1605, cuando en cabildo fue acordado que en el altar mayor de esta capilla se ponga la imagen de Nuestra Señora y se quite el Cristo Crucificado y se ponga en el altar que está a la mano izquierda del dicho altar.

Parece que siguió siendo frecuente aún la salida del paso del Crucificado durante casi un siglo más desde aquel cabildo de 1590, hasta 1668 lo que invita tal vez sería esta la única talla con algún valor artístico entre las restantes, y de la cual se hace referencia varias veces en la documentación. Al parecer esta imagen fue donada por una hermana que residía en la Nueva España, por lo que debió ser una talla indiana ostentando sobre su cabeza una diadema de plata. Ignoramos el origen del nombre con el que ha llegado hasta nosotros, pues la imagen es conocida y en este siglo con el título de la Salud, El 15 de Abril de 1668 se decidió suprimir este paso “…Y después de esto dijo Don Francisco Lobo Santaella que el paso del Santo Cristo Crucificado que se lleva en la estación, que es imperfecto, y que no es menester más que el paso de la Oración del Huerto, por ser el primero de los cinco misterios dolorosos del Rosario, y el paso de Nuestra Señora, y que así si les parecía se vendiese. A que determinaron los señores alcaldes y mandaron se venda. Y se da poder al dicho mayordomo Don Francisco Lobo Santaella para que disponga de él y el dinero entre y se le dé a Bernardo Simón, maestro de ensambladura, para ayuda de un paso que está haciendo de la Oración del Huerto. Y así lo acordaron los señores alcaldes…”.

Salida Extraordinaria. 450 Aniversario Fundacional. 2009

csalud
csalud

3-ACTUAL CRISTO DE LA SALUD DE MONTESIÓN

Este crucificado Titular de la de la Hermandad de Monte-Sión es una de las imágenes realizadas por el escultor gaditano Luís Ortega Brú, realizada en 1954, encargada y donado por el  entonces mayordomo José Luís Ruíz Muños y que vino a sustituir  al anterior crucificado desaparecido en un incendio en 1936 el día 18 de Julio, actualmente aunque no procesiona exceptuando la salida extraordinaria por los 450 aniversario de la fundación de la Hermandad que lo hizo en el paso del Señor de la Oración en la fecha de 14 de Noviembre de 2009, suele salir en Viacrucis en la cuaresma. Como curiosidad tiene dedicada  la marcha para agrupación Musical  y capilla obra realizada por Juan Velázquez Sánchez “Salud de Montesión” a parte de algunas saetas para capillas como es “Crucifixión, Salud y Lágrimas” de José Manuel Delgado en 1998  y “Salud” Miguel Ángel Abad Mendoza.

La actual imagen está inspirada en el Cristo de la Conversión del Buen ladrón  de Montserrat aunque con indudable personalidad propia, traducida un prototipo físico muy caracterizado por el autor y en el empleo de un estilizado canon anatómico pleno de realismo, representa  un Cristo vivo sujeto a la Cruz  arbórea por tres clavos, corno de espinas tallada y sudario sujeto por soga anudado en su derecha dejando prácticamente visible la totalidad de la pierna.

csalud
csalud
csalud
csalud
csalud

4-ACTAS DEL CABILDO Y CONTRATO DE DONACIÓN     

“En el Cabildo de Oficiales de 17 de Julio de 1954…El Sr. Mayordomo Ruíz Muñoz presenta un escrito referente a su donación del Santísimo Cristo de la Salud con su deseo de que se haga constar en acta la copia literal del mismo, la junta accede a dicha propuesta haciéndose también constar en acta el unánime agradecimiento por dicha donación. El Escrito es como sigue:

“Comparece D. José Luís Ruíz Muñoz mayor de edad, casado, industrial, vecino de Sevilla y con domicilio en calle Martín Villa 2.

Que el compareciente ha decidido donar a la Cofradía de la Sagrada oración en el huerto y María Santísima del rosario en sus Misterios Doloroso de esta capital, con capilla propia denominada de Monte-Sión de la que actualmente es Mayordomo Primero, una imagen del Crucificado de su propiedad, previamente bendecida por el Director Espiritual de la Hermandad Fray Buenaventura de C Vega de la que es autor el escultor imaginero D. Luís ortega Brú.

Este crucificado que se titula de la Salud sustituye al que las hordas destruyeron el día diez y ocho de Julio de mil novecientos treinta y seis , en la plaza de los Maldonados (vulgo de los carros) que recibía veneración en la Capilla de la Hermandad.

Es de madera de ciprés y su actitud expirante con el pecho alzado y la espalda separada del Santo Madero, en una posición parecida al de la Cofradía de Montserrat, sus dimensiones son dos metros de extremos a de pies a cabeza y uno noventa de mano a mano en su mayor longitud, para su más fácil identificación se une a esta acta una fotografía de la Imagen, yo el notario doy fe de que la misma responde  a la donación del compareciente, haciéndolo constar así en el reverso de la postal.

Las condiciones de esta donación son las siguientes:

Primero Habrá de recibir culto, precisamente en la Capilla de Montes Sión, y la cofradía se comprometerá a celebrar en su honor al menos una misa solemne al año en la fecha que estime.

Segundo Podrá celebrar asimismo cuantos cultos internos o externos tenga a bien entrando el Cristo a formar parte del tesoro artístico de la Corporación desde este momento.

Tercero La Hermandad se comprometerá solemnemente  a no ceder, ni enajenar bajo ningún pretexto ni circunstancia ninguna la Imagen donada, la que tampoco podrá ser prestada ni trasladada de la Capilla donde permanecerá constantemente.

A la presente acta se une testimonio literal  del acuerdo consignado en la correspondiente de la Junta de Gobierno aceptando la donación  con las tres condiciones dichas, previamente conocidas, y una fotocopia de una copia autorizada de la presente escritura pasará a integrar el Archivo de la Cofradía, uniéndose al libro que corresponda.”.

csalud

“Como el mismo Ortega Brú decía: Todas mis esculturas son desgarros. Mi arte es la expresión del alma de mis amigos que han muerto luchando por un ideal. Son como sueños torturados (…) Los que me tachan de duro no saben que no puedo vender mi arte a los que sólo quieren ver reflejados muñecos bonitos (…) el Cristo es como un grito desgarrado”. A Ortega Brú le gustaba llamarlo Cristo de las Lágrimas, quizás por la que vierte unos expresivos ojos sobre la mejilla derecha. Antes de entregar la imagen, finalizada en los talleres de Pérez Calvo, realiza una exposición en la desaparecida Galería Cubiles, acompañando a nuestro Crucificado un grupo de la Piedad para la Línea de la Concepción y cuatro cartelas en altorrelieve para el paso de la Sentencia de la Hermandad de la Macarena. En ese mismo año talla otro crucificado para la Parroquia de la Inmaculada de la localidad gaditana de Campamento, repitiendo el mismo modelo del Crucificado de la Salud, haciendo lo mismo con otros dos, el Cristo de la Vera-Cruz de Manzanares (Ciudad Real) y uno que remataría el Calvario de un altar para una parroquia de la capital.

csalud

El Viernes de Dolores 9 de abril se procedería a la bendición, besapiés y solemne Vía-Crucis del Cristo de la Salud. A las nueve de la mañana se bendijo por el entonces Director Espiritual, el capuchino Fray Buenaventura de Cogollos Vega, quedando posteriormente expuesta en devoto besapiés. El Vía-Crucis comenzaría a las ocho de la tarde, dirigido por fray Daniel María de Palencia, por el siguiente itinerario: Feria, Torrejón, Alberto Lista, Saavedra, San Martín, Cervantes, Don Pedro Niño, Lepanto, Pozo Santo, Misericordia, Encarnación, Alcázares, Sor Ángela de la Cruz , Gerona, San Juan de la Palma , Feria, Castellar, Laurel, Almirante Espinosa y Feria. Se citó a los hermanos a las 7,45 de la tarde en la Capilla para acompañar a la nueva imagen en el solemne Vía-Crucis de desagravio. Siguieron a este otros dos al Hospital de la Cinco Llagas donde se cree se fundó la Hermandad, siendo depositado en su magnífica iglesia y haciéndose las estaciones por las distintas salas de la planta baja del amplio establecimiento benéfico-sanitario.

csalud

Bajo el patronato del Cristo de la Salud se creó la bolsa de caridad en 1960 presidiendo el Hermano Mayor D. José Luís Ruíz Muñoz  recogiendo el sentir y deseo de su juventud, el quince de mayo de este año se creó la bolsa de Caridad –segunda que había en Sevilla- Dicha junta estuvo constituida por los jóvenes Guillermo Baena Arlandis, José María Delgado Ramón, Manuel Ramos Martínez, Pedro Solís Paradas, Miguel de Giles Edel y José Duzmán  Felip. Como dice D. Alberto Ramírez en ello: “En torno a esos años comenzó a fraguarse por un “grupo de locos” que compartían entusiasmo, desvelo y juventud lo que en 1960, y con motivo del 400 Aniversario Fundacional, sería la Bolsa de Caridad. En recuerdo de ésta, titulaban al crucificado Santísimo Cristo de la Salud y Caridad, realizando en torno a él ejercicios espirituales para ambos sexos en Cuaresma. Esta bella advocación no ha sobrevivido en su totalidad, quizás por no realizar una reforma de Reglas en su día incluyendo la Imagen como titular de la Corporación. No será hasta la década de los setenta cuando se incluya como titular el Cristo de la Salud en las Reglas y se instituya su anual Triduo, Besapies y Vía-Crucis, continuando sus cultos hasta la fecha y sin interrupción”.

csalud

5- RESTAURACIÓN

En el Cabildo General extraordinario celebrado el día 19 de Julio de 2007, bajo el mandato de D. Rafael Buzón López se acordó por unanimidad abordar las restauraciones del Santísimo Cristo de la Salud y de su Retablo, Previo a la celebración del mismo, aunque  con poco tiempo disponible, el hermano mayor tuvo reuniones con todos los Hermanos lo que fue posible con el fin de hacerles ver la necesidad de llevar a cabo las citadas restauraciones, debido al mal estado en que se encontraba, según lo certificaban los informes de D. Enrique Gutiérrez Carrasquilla y de D. Juan Manuel Miñarro autoridades en la materia.

Fue restaurado por Enrique Gutiérrez Carrasquilla y se le hizo una nueva cruz  procesional por los Hermanos Caballero durante tres meses estuvo en el taller. También durante la restauración por Carrasquilla, éste notó singularidades en la imagen, como que, al contrario que otros crucificados, el sudario es de tonos amarillentos y la soga blanca; fue una restauración integral basándose en la consolidación y limpieza de la talla, así como, el retablo obra del siglo XVII que contaba con numerosos desperfectos, los cuales se han subsanado y limpiado luciendo el oro del altar que es de gran calidad, fue realizado por Benjamín Domínguez Gómez.

El día 5 de Febrero de 2008 de se presentó tanto el Cristo como el Retablo y fue portada del periódico ABC y del Correo de Andalucía como anunciador de la Cuaresma de ese año.

responsive]csalud

Volver a arriba